Uso Culinario


Debido a su versatilidad en la cocina el teff es muy utilizado en la repostería o recetas que requieran horno, así como en todo tipo de sopas, guisos y postres.

Debido a su tamaño y a su alta densidad, la proporción de uso en la elaboración de recetas es mucho menor que otras semillas o harinas que se quieran sustituir.

Ejemplo: ½ taza de Teff, reemplaza 1 taza de semillas de sésamo.

La harina de Teff si es cocida adquiere una textura gelatinosa por lo que es ideal para dar cuerpo a budines o platos que lo requieran.

Al ser un buen espesante se puede utilizar perfectamente en cremas y salsas tanto dulces como saladas.

Se puede endulzar con sirope de ágave o miel en la elaboración de panes, bizcochos, galletas, pasteles, barritas energéticas, etc.